Preguntas capciosas para niños aburridos

El aburrimiento en los niños se manifiesta como falta de interés por las actividades diarias, y cansancio. Para estimularlos es necesario ofrecerles algo que los motive, chistes, juegos. Por eso hemos creado este grupo de preguntas para sorprenderlos y a la vez estimular su capacidad de razonamiento lógico.

20 Preguntas capciosas para niños aburridos

1.- ¿Quién es el único capaz de hablar todos los idiomas del mundo?

R: el eco

 2.- Si tienes una taza de café orientada hacia al Sur, pero tú estás más bien mirando hacia el Norte.  ¿De qué lado está el asa de la taza?

 R: Siempre del lado de afuera para poder sujetarla.

3.- Acaba de nacer un niño negro. ¿De qué color son sus dientes?

R: De ningún color porque no tiene dientes, ya que, acaba de nacer

4.- ¿Qué necesitas para abrir cada puerta que te encuentres en tu camino?

R: Que primero esté cerrada.

5.- ¿Puedes meterte en una botella?

R: Sí, se puede meter té en una botella.

6.- ¿Cuál es el lápiz que dispara?

R: Lapiz-tola.

7.- ¿Cuál es la montaña más limpia?

R: El volcán, porque echa humo y después lava.

8.- ¿Un peine para un calvo sirve para algo?

R: Sí de masajeador.

9.- ¿Qué se necesita para encender la computadora?

R: Que esté apagada.

10.- ¿Qué hace una vaca tomando el sol?

R: Estar de vacaciones.

11.- ¿Qué será que gira y gira y no para de girar?

R: La tierra.

12.- ¿Qué le pregunta un árbol a otro?

R: ¿A ti también te plantaron?

13.- ¿Qué le dice un chihuahua a otro?

R: Guau, Guau, Guau.

14.- ¿Qué le dice un pez mago a otro pez?

R: Nada por aquí, nada por allá.

15.- ¿Cómo se dice pelo sucio en chino?

R: ShinShampu.

16.- Si un barco llega tarde ¿De qué color es?

R: De Morado

17.- ¿Qué es un punto amarillo y plateado?

R: Un pollito con frenillos.

18.- Cae un trueno en un árbol. ¿Lo quemará?

R: No, porque el trueno es el sonido no la descarga eléctrica.

19.- ¿Qué parte de la nevera es la menos fría?

R: La puerta

20.- Ayer me compré un reloj. ¿Qué marca?

R: La Hora

Las preguntas capciosas permiten cambiar el estado de ánimo si los niños están aburridos, transformando su indiferencia en una sonrisa.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *